Blog de Nitro

Por qué las empresas energéticas deben digitalizarse cuanto antes

pexels-pixabay-459728-1000x853.jpg

Las empresas energéticas están muy atrasadas en lo que respecta a la digitalización de la gestión de la energía y la creación de nuevas oportunidades de automatización.

Podría pensarse que el sector de la energía ya ha adoptado la transformación digital, dado el conocimiento nativo de la industria en materia de innovación y tecnología. Pero, la realidad es que las empresas energéticas están muy por detrás de la curva cuando se trata de digitalizar la gestión de la energía y crear más oportunidades para la automatización. Sorprendentemente, gran parte de los procesos del sector energético siguen siendo manuales y los datos se almacenan en silos en lugar de compartirse.

Transformación digital del sector energético

Las empresas de energía que han dado prioridad a la gestión y automatización de la energía digital han visto resultados espectaculares. Por ejemplo, los proveedores de servicios de energía ahora pueden usar inteligencia artificial para predecir fallas en los equipos y mantener en línea servicios como la energía eléctrica. Mientras tanto, las empresas de energía pueden recopilar y analizar más datos sobre el uso de energía de los clientes a través de medidores y sensores altamente sofisticados.

Una encuesta reciente de Deloitte indica que el 56 % de los ejecutivos de la industria energética ven este tipo de transformación digital del sector energético como una prioridad crítica para los próximos tres a cinco años. Entonces, la gran pregunta es: ¿cómo llegan allí más empresas de energía?

Beneficios de la digitalización energética

Hay muchos beneficios de la digitalización de la energía, especialmente la transformación de los flujos de trabajo para una mayor eficiencia en toda la empresa. Además de eso, hay muchas otras razones para subirse al carro de la transformación digital:

Productividad

La tecnología tiene un papel importante que desempeñar en la transformación digital del sector energético. Sin embargo, no se trata sólo de facilitar y agilizar el suministro de combustible, electricidad u otras fuentes de energía, sino también de aumentar la productividad de los trabajadores del conocimiento en la industria energética. Las herramientas que facilitan la colaboración y reducen las funciones administrativas -desde la facturación y los contratos hasta el intercambio de planos de ingeniería-, al tiempo que permiten a más empleados trabajar desde cualquier lugar del mundo, aumentan la productividad del capital humano de las empresas energéticas.

Sostenibilidad

Las empresas energéticas, por su propia naturaleza, tienen una gran infraestructura de capital, desde las centrales eléctricas hasta las plataformas petrolíferas. Esto hace que la reducción de la huella medioambiental sea un reto mayor para ellos en comparación con otras industrias. Sin embargo, la digitalización de los procesos puede ayudar a las empresas energéticas a crear prácticas más sostenibles. ¿Sabía que el trabajador del conocimiento medio imprime 10,000 hojas de papel cada año y dedica cuatro horas cada semana a procesos basados en el papel? La adopción de herramientas para reducir drásticamente (si no eliminar) el papel puede tener un impacto dramático a largo plazo no sólo en el medio ambiente sino también en los resultados de las empresas.

ROI de volverse digital

Según la Agencia Internacional de la Energía, la transformación digital sólo en el sector de la energía eléctrica podría suponer un ahorro de 80 billones de dólares en las próximas dos décadas al reducir los costes de funcionamiento y mantenimiento, mejorar la eficiencia de las centrales eléctricas y prolongar la vida útil de los activos operativos. Además, los datos de McKinsey muestran una reducción del 10 al 30% en los costes de las empresas que han aplicado la digitalización a la gestión de la energía y han aumentado la automatización. Si las empresas energéticas pueden reducir los costes, también podrán reducir los precios para sus usuarios finales, haciéndolos no sólo más competitivos, sino también más asequibles.

Incluso las iniciativas de transformación tan aparentemente simples como aumentar las capacidades de colaboración de una empresa, reducir las cargas administrativas (incluidos los costos y el tiempo asociados con la impresión) y facilitar el intercambio de documentos pueden tener un impacto dramático en el ahorro de costos.

Adopción en toda la empresa

La realidad es que la transformación digital del sector energético (o de cualquier sector) requiere esfuerzo. Si las nuevas tecnologías o procesos son difíciles de aprender e implementar, los empleados se resistirán a la adopción total. Por lo tanto, es fundamental que la transformación digital de la gestión de la energía y una mayor automatización vayan acompañadas de un plan sólido para la gestión del cambio y soluciones digitales que sean fáciles de navegar y usar.

¿Está listo para explorar las opciones de transformación digital para el sector energético? Póngase en contacto con nosotros para obtener más información.